Cuando no es oro todo lo que reluce en el SEO reputacional

Foto Gorka Montiel https://www.flickr.com/photos/gorka_huhezi/

SEO o posicionamiento en buscadores: es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores
(Wikipedia)

Reputación: Opinión que se tiene de alguien o algo
(Diccionario RAE)

Si atendemos a las dos definiciones, anteriormente mencionadas, podríamos definir SEO reputacional como  el “arte” de construir una buena opinión acerca de una persona, entidad, marca o compañía, en las hojas de resultados de los buscadores.

Hasta ahí todo perfecto y completamente de acuerdo pero la construcción de esta buena presencia en las hojas de resultados de buscadores es algo que debe constituirse fundamentándose en las repercusiones fruto de sólidas acciones de comunicación. Lo contrario, flaco favor, hace a la empresa y en la mayoría de las ocasiones son “pan para hoy y hambre para mañana”, o lo que es lo mismo un “remedio peor que la enfermedad”.

Hace unas semanas, trabajábamos en un diagnóstico reputacional para un cliente cuando descubrimos una red de sites diseñados única y exclusivamente para mejorar la reputación online de ciertas marcas. Hasta ahí no debería haber ningún problema, siempre y cuando el contenido de esos sites fuera contenido sólido y de valor.

Nuestras reticencias aparecieron cuando profundizamos en las formas en las que esa red de webs estaba consiguiendo la popularidad en Google. Una estrategia basada, principalmente en la generación de enlaces NO NATURALES a través de perfiles en medios sociales supuestamente perteneciente a una red de spammers.

red-de-enlaces

Y aquí unos ejemplos de la red de perfiles de twitter en acción apuntando a la web de uno de sus “clientes” (que no es el nuestro en este caso)

red-twitter

En el caso de Google+ la situación era aún más grave ya que la estrategia que se estaba siguiendo era la de colocar enlaces a los artículos sobre la marca en contextos que nada tenían que ver con ella y que, desde luego, no trabajaban para nada a favor de la marca, sino todo lo contrario.

enlaces-desde-G+

Y el resultado fue este:

resultados

 

Un patrón de social sharing totalmente antinatural donde los +1 en Google+ superan ampliamente a los shares en twitter y facebook (algo que no habíamos visto antes en situaciones normales).

Desgraciadamente estas redes de generadores de enlaces poco “naturales” existen. Y como muestra un ejemplo:

Lo paradójico del caso es que este tipo de prácticas que podrían catalogarse como poco “éticas”; se estén utilizando para reparar problemas reputacionales. Es muy probable que esta situación sea fruto de la presión del propio cliente y de su urgencia por solucionar su problema pero lo que hay que tener en cuenta es que la adopción de este tipo de prácticas puede acabar dañando aún más la reputación del cliente.

Leave a Comment