La publicidad como origen de una crisis de reputación

Esta semana, 2 han sido las crisis reputacionales autoinflingidas cuyo origen ha estado en acciones publicitarias que han calado negativamente en la opinión pública la cual se ha expresado a través de las Redes Sociales.

Y esto quiere decir dos cosas:

  • Que los responsables de la marca no fueron capaces de cambiar su punto de vista y ponerse en la piel de cualquier tipo de consumidor receptor de la comunicación (aunque sea una minoría) y evaluar su reacción
  • Que el posicionamiento que la marca quería transmitir con el mensaje, no era aquel con el que el usuario lo identificaba

Estos son los casos de:

la campaña de Loterías para el Sorteo Extraordinario de Loterías, denunciada por considerar el contenido sexista en el que se muestra una total falta absoluta de sensibilidad hacia la mujer.

Cartel retirado de la campaña de Loterías y Apuestas del Estado
El Spot de ADESLAS en el que, entre una batería de personajes, aparece supuesto enfermo de cáncer.

Las compañías de seguros de salud, aunque sí tratan a sus asegurados que padecen cáncer; no aseguran a personas que padecen esa enfermedad. El cáncer es un tema especialmente sensible para muchos y en especial para dos líderes de opinión que, expresando públicamente su desaprobación, contribuyeron a desencadenar la crisis.

sandra

juanra

 

Hace unos años, situaciones como estas, habrían pasado totalmente desapercibidas ya que el colectivo sensible a este mensaje representaban a «minorías» (opino que cargadas de razón ante estas dos campañas: mujeres, aunque no lo considero minoría en sí;  y pacientes de cáncer y/o familiares). Pero la realidad es que ahora cualquier «minoría» está compuesta por individuos hiperconectados gracias a la tecnología (no son las redes sociales, son los individuos y el uso de la tecnología para comunicarse) y el mensaje de esta minoría puede arrastrar a la reacción a una mayoría por lo que antes de lanzar cualquier campaña deberíamos hacer el sano ejercicio de ponernos en los zapatos de cualquier tipo de usuario receptor y reflexionar sobre el impacto sobre él que tiene nuestro mensaje y la forma en que lo comunicamos.